Menopausia y Ejercicio Físico

A través de  este  espacio presentaremos un abordaje médico  de las recomendaciones prácticas en relación a la actividad física y prescripción del ejercicio en la  mujer  durante las  etapas de Pre  y Postmenopáusica.

Los cambios  endocrinos  que  se producen en la  etapa  de la  menopausia   indican el  final de la  vida  reproductiva  de la  mujer, momento donde  aparece una disminución progresiva y gradual  de la   actividad ovárica y` por  lo tanto  se generan una serie  de  signos  y síntomas dependientes de la deficiencia de  estimulación estrogénica en órganos  blancos como la  masa muscular, el sistema  cardiovascular y el tejido  graso entre  otros.

Las personas  físicamente activas   viven más años  que las  sedentarias y con mejor calidad de vida. Con el ejercicio físico se reduce la posibilidad de sufrir  un infarto del miocardio o cerebral, osteoporosis, diabetes tipo 2, hipertensión arterial, aumento del colesterol sanguíneo, exceso de peso o cáncer de colon.  La práctica de ejercicio físico mejora el humor (cuesta más  deprimirse) y ayuda a tener un mejor  patrón del  sueño y mantiene un hábito intestinal adecuado.       

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en mujeres mayores de 50 años; previo  a la menopausia, el riesgo cardiovascular (RCV) es muy inferior al de los hombres; después de ella, el riesgo aumenta aparentemente relacionado a la deficiencia estrogénica que se asocia a mayor prevalencia de múltiples factores de Riesgo (diabetes mellitus, Colesterol alto,  Síndrome metabólico, cambios desfavorables en el peso y distribución de grasa corporal, sensibilidad insulínica y cambios en el tono simpático (sudoración, oleadas de calor) .

En Colombia sólo cerca del 20% de la población femenina cumple con las recomendaciones mínimas de 150 minutos de actividad física moderada a la semana; si las mujeres logran caminar 180 minutos a la semana o realizar 90 minutos de ejercicio vigoroso a la semana, tienen 30 a 40% menor riesgo de desarrollar cardiopatía isquémica que sus homólogas sedentarias, asociado a una reducción adicional del 17% por cada aumento en la capacidad cardiorrespiratoria. 

El propósito principal de esta revisión es generar un espacio novedoso  donde  se  explique  la relación existente entre ejercicio, deporte y salud en la mujer y posteriormente para cada publicación presentaremos un abordaje médico-científico  en el siguiente orden:

  1. Recomendacionesgenerales actuales en actividad física y prescripción del ejercicio.
  2. Ejercicio físico y mujer  menopáusica  con  cambios en la  densidad   mineral ósea.
  3. Como te debes hidratar antes y durante una  sesión de  ejercicio; como debe  ser  la ropa deportiva   y el  calzado adecuado.
  4. Metabolismo de hormonas tiroideas   y los cambios  en la  composición  corporal. 
  5. Restricciones para la práctica de  actividad física y ejercicio. 

Confiamos en que con este espacio concientizaremos a nuestras mujeres de la importancia de realizar actividad física.

Dra. Eliana Rojas Sánchez.

Médica especialista Medicina del Deporte

Medicina Laboral.

Envejecimiento activo.

Volver